EL LUGAR MÁS PELIGROSO DEL MUNDO

EL LUGAR MÁS PELIGROSO DEL MUNDO

NASCITURUS

ANTE LA INTENCIÓN DEL GOBIERNO ESPAÑOL DE SACAR ADELANTE UNA NUEVA LEY DEL ABORTO, ESTANDO NOSOTROS COMPLETAMENTE EN CONTRA DE CUALQUIER TIPO DE ABORTO, SEA POR EL MOTIVO QUE SEA, CREAMOS ESTE BLOG CON LA INTENCIÓN DE INFORMAR PUBLICAMENTE DE CUALQUIER NOTICIA SOBRE ESTE HOMICIDIO LEGALIZADO QUE ES EL ABORTO, INJUSTO, CRUEL E INHUMANO.



AL MISMO TIEMPO SUBIREMOS ENLACES CON LAS PÁGINAS DE GRUPOS Y ASOCIACIONES PRO-VIDA Y DE AQUELLOS QUE SE MANIFIESTEN PUBLICAMENTE CONTRA ESTOS ASESINATOS Y LOS CRIMINALES QUE LO PERMITEN Y QUE LO COMETEN, OLVIDANDO QUE UN MÉDICO ESTÁ PARA DEFENDER LA VIDA, NO PARA QUITARLA, AUNQUE SEA IMPUNEMENTE POR LA LEGALIZACIÓN DE SUS ACTOS POR SUS CÓMPLICES GOBERNANTES.



RECORDAMOS A LOS MÉDICOS EL JURAMENTO HIPOCRÁTICO





JURAMENTO DE HIPÓCRATES

Juro por Apolo, médico, por Esculapio, Higías y Panacea y pongo por testigos a todos los dioses y

diosas, de que he de observar el siguiente juramento, que me obligo a cumplir en cuanto ofrezco, poniendo en

tal empeño todas mis fuerzas y mi inteligencia.

Tributaré a mi maestro de Medicina el mismo respeto que a los autores de mis días, partiré con ellos

mi fortuna y los socorreré si lo necesitaren; trataré a sus hijos como a mis hermanos y si quieren aprender la

ciencia, se la enseñaré desinteresadamente y sin ningún género de recompensa.

Instruiré con preceptos, lecciones orales y demás modos de enseñanza a mis hijos, a los de mi

maestro y a los discípulos que se me unan bajo el convenio y juramento que determine la ley médica, y a

nadie más.

Estableceré el régimen de los enfermos de la manera que les sea más provechosa según mis

facultades y a mi entender, evitando todo mal y toda injusticia. No accederé a pretensiones que busquen la

administración de venenos, ni sugeriré a nadie cosa semejante; me abstendré de aplicar a las mujeres

pesarios abortivos.

Pasaré mi vida y ejerceré mi profesión con inocencia y pureza. No ejecutaré la talla, dejando tal

operación a los que se didican a practicarla.

En cualquier casa donde entre, no llevaré otro objetivo que l bien de los enfermos; mi libraré de

cometer voluntariament faltas injuriosas o acciones corruptoras y evitaré sobre todo la seducción de mujeres u

hombres, libres o esclavos.

Guardaré secreto sobre lo que oiga y vea en la sociedad por razón de mi ejercicio y que no sea

indispensable divulgar, sea o no del dominio de mi profesión, considerando como un deber el ser discreto en

tales casos.

Si observo con fidelidad este juramento, séame concedido gozar felizmente mi vida y mi profesión,

honrado siempre entre los hombres; si lo quebranto y soy perjuro, caiga sobre mí la suerte contraria.



Juramento de Hipócrates. Fórmula de Ginebra. Asociación Médica Mundial: Asamblea 8/11 - IX – 1948



En el momento de ser admitido entre los miembros de la profesión médica me comprometo

solemnemente a consagrar mi vida al servicio de la humanidad

Conservaré a mis maestros el respeto y el reconocimiento a que son acreedores.

Desempeñaré mi arte con conciencia y dignidad. La salud y la vida del enfermo serán las primeras de

mis preocupaciones.

Respetaré el secreto de quien haya confiado en mí.

Mantendré, en todas las medidas de mi medio, el honor y las nobles tradiciones de la profesión

médica. Mis colegas serán mis hermanos.

No permitiré que entre mi deber y mi enfermo vengan a interponerse consideraciones de religión, de

nacionalidad, de raza, partido o clase.

Tendré absoluto respeto por la vida humana, desde su concepción.

Aún bajo amenazas no admitiré utilizar mis conocimientos médicos contra las leyes de la humanidad.

Hago estas promesas solemnemente, libremente, por mi honor.

lunes, 31 de enero de 2011

RAJOY MANTENDRÁ EL ABORTO: ESTÁ CLARO QUE UN CATÓLICO NO PUEDE VOTAR AL PP



La entrevista concedida por el presidente del PP Mariano Rajoy, en el diario El Mundo (en dos fascículos, domingo y lunes), deja claro que su objetivo es derogar la ley del aborto de Zapatero (2010) pero no la de Felipe González (1985).


En otras palabras, que un católico no puede votar al Partido Popular sin contradecir gravemente el primer y más importante principio de los “Valores no negociables” de Benedicto XVI, que es el derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte natural.

Lo de Mariano da un poco de grima: ¿por qué asegura que derogará la ley de Bibiana Aído y no la de Fernando Ledesma? Pues porque él, como miembro de todos los gobiernos de Aznar, cuatro años con mayoría absoluta, no derogó la norma e incluso colaboró en la extensión de la cultura de la muerte, con la iniciación de la utilización de embriones humanos como cobayas de laboratorio y con la introducción de la píldora del día después (PDD), ambas iniciativas perpetradas por José María Aznar, luego ampliadas por Zapatero.

Sí es cierto que existe una diferencia entre ambas leyes: la de 1985 es despenalizadora, la de 2010 eleva el infanticidio a la condición de derecho de la mujer a asesinar a su hijo. Pero lo cierto es que la norma felipista es aún más permisiva que la de Aído. Ya se sabe que, en la práctica, ambas normas constituyen un fraude de ley -en plata: aquí aborta quien le da la gana y en cualquier momento de la gestación- pero, por eso mismo, si apoyas la vida más indefensa y más inocente resulta de una hipocresía lacerante distinguir entre la ley de 1985 y la de 2010, sólo para encubrir que en 1996 fuiste lo suficientemente cobarde como para no rectificar.
No, un cristiano, en conciencia, no puede votar al PP. A título personal, no pienso hacerlo y, además, estoy del centro-reformismo hasta allí donde ustedes pueden pensar.



@Eulogio López/Hispanidad.com

1 comentario:

NIP dijo...

Hola Legio y comentaristas blogueros, ¡ESTE 26 DE MARZO TODOS A MADRID! también quiero invitaros a visitar un buen blog donde madurar la fe mediante la formación y catequesis adulta, mistagogia de la liturgia, pensamiento teológico, vida espiritual y aliento para la santidad.
Un saludo.

http://corazoneucaristicodejesus.blogspot.com/